Se ha producido un error en este gadget.

2011-02-08

NO SE SI ERA AGRADABLE O ESPANTOSO

Tenía ante mí el mapa de la isla. Sólo me preocupaba un cosa: ese maldito dragón que lo rodeaba y que, según decían, se tragaba a todo aquél que intentara acercarse a ella... 
Yo como no me asusto mucho quería ír a aquella isla, pero por si acaso en compañía. Se lo pregunté a mi mejor amiga (a ver si quería ir con migo a la isla) y e dijo que si, que no me dejaría sola en esa situacion, pero me acompañaría con la condición de que no volvieramos a hacer ninguna aventura de éstas. Llegó el gran día, el día en el que ibamos a la isla. Me comentaron que esa isla era enorme. El mapa que tenía yo, no era que solo aparecía la isla, sino que ponia que había un tesoro en la isla. Fuimos en la lancha de un amigo. En la laancha pusimos de todo: Comida, linternas, ropa limpia porsiacaso... El primer paso que pise la isla, ya estaba nerviosa. Nos acercamos léntamente por si despertábamos al dragón. Rodeamos toda la isla y... ¡ No habia ningún dragón ! Seguramente que lo del dragón era mentira o es que se murió. Pero, ¡ espera ! De repente, oí unos pasos... ¡ Era uno de los hijos del dragon ! El dragón murió, pero tuvo hijos. Corrimos hacia una cueva, que tenía una entrada pequeñísima y estrechísima, para que el dragón no pudiera entrar. Avanzamos un poquito, y vimos un cofre. Lo abrimos y... ¡ HABÍA ORO Y DINERO ! Chillé: -Somos ricooooooooooooos. Al pasar un rato, vino el dragón, entró en la cueva, y justo cuando me iba a comer... ¡ me desperté de un sueño!; no se si agradable o espantoso, pero de un sueño me desperté. 

2 comentarios:

  1. Pensándolo bien... ¡que bueno es soñar! porque si son sueños agradables, pasas un buen rato, y también, si son pesadillas, cuando te despiertas te quedas tranquilo porque no ha pasado en realidad...

    ResponderEliminar